martes, 21 de marzo de 2017

Buñuelos de viento

Estamos en Cuaresma, y en Catalunya es época de buñuelos de viento, me consta que en otras zonas de España los buñuelos son típicos por Carnaval o por Todos los Santos, pero en mi tierra, cada miércoles y viernes de Cuaresma (los 40 días antes de Semana Santa) las panaderías y pastelerías venden estos pequeños dulces que a nosotros nos encantan, ya sean solos o rellenos de crema, nata o incluso chocolate.
Casi cada viernes (por no decir todos los viernes) caemos en la tentación y compro buñuelos para deleite de mis hijos, y de vez en cuando, me vengo arriba y los hago yo, entonces ese día se convierte en una gran fiesta porque tenemos buñuelos a tutiplén (que los días que los compro es poca cantidad porque son un poco caros).
Vamos con la receta, un dulce tradicional que a los niños les gustará hacer, les sorprenderá ver como los buñuelos se dan la vuelta ellos solos cuando se fríen, les encantará después rebozarlos en azúcar y más aún cuando sea el momento de comérselos, os aseguro que volarán (será por eso que les dicen de viento... jeje).
INGREDIENTES
-100 gr de mantequilla
-250 ml de agua
-10 gr de  azúcar
-170 gr de harina
-4 huevos
-5 gr de levadura
-una cucharadita de sal
-aceite para freir
-azúcar para rebozar


ELABORACIÓN
Thermomix
Poner en el vaso el agua, la sal y la mantequilla y programar 8 minutos, 100º, velocidad 4
Añadir de golpe la harina y mezclar 15 segundos, velocidad 4
Retirar el vaso y dejar enfriar unos minutos.
Programar velocidad 4 y sin tiempo ir añadiendo los huevos uno a uno, no echar el siguiente hasta que no esté integrado el anterior.
Retirar el vaso y dejar reposar la masa.


Tradicional
Colocar al fuego un cazo con el agua, la sal y la mantequilla, cuando empiece a hervir echar de golpe la harina y mezclar bien.
Dejar enfriar la masa.
Añadir los huevos de uno en uno mezclando bien hasta que estén bien integrados.
Para ambos procesos
Poner abundante aceite en una sartén a fuego medio.
Con una cucharita de postre coger porciones de masa, y con al ayuda de otra cucharita  tirar la masa al aceite.
Ellos solos se dan la vuelta, pero si no lo hicieran se tendrían que girar con una espátula.
Cuando estén dorados sacarlos, ponerlos sobre un papel absorbente y rebozarlos con azúcar.
Y ya están listos para comer!
Los buñuelos de cuaresma son ligeros y deliciosos, se convierten en un auténtico vicio, es que no podrás parar de comer!

7 comentarios:

  1. Que ricos Mar ! En Galicia son típicos de Todos los Santos pero vamos a mi me apetecen todo el año, je,je

    ResponderEliminar
  2. Aquí en León, también se elaboran por los Santos, pero...están taaaan ricos que yo me los comería a todas horas. Besines!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartir la receta, los buñuelos son de mis dulces favoritos, es que son realmente deliciosos e imperdibles en cuaresma.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué ricos!!!! Tengo que hacerlos en casa que nunca me he atrevido!
    Besos guapa ♥

    ResponderEliminar
  5. Que ricossss son, jeje, estos he de probar a hacerlos que así me los como recién hechos en lugar de ir a comprarlos :P
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  6. Se ve divino!
    https://spontaneouslycupcakes-rrb.blogspot.com/2017/03/guacamole-cosa-rica.html

    ResponderEliminar
  7. me encantan los buñuelos¡¡ en casa caen de vez en cuando y es una fiesta¡¡ estos se ven bomba.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tus comentarios, me hacen muchísima ilusión.
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...