martes, 28 de marzo de 2017

Tarta de queso sin horno

Ahora que empieza el buen tiempo apetecen recetas fresquitas, y esta tarta de queso sin horno, además de ser muy sencilla tiene un sabor suave que triunfa cada vez que la hago.
Lo mejor de esta receta es que no tienes que abrir el horno ni un solo momento, sólo batir los ingredientes y dejar que cuaje en la nevera. Así de fácil y así de deliciosa, una receta fresquita y suave, que entra genial después de una comida.
Seguro que no podréis resistir a la tentación de probar un trocito, y si además se acompaña con fresas y frutos rojos, la combinación resulta exquisita.
INGREDIENTES
-1 paquete de galletas Digestive
-75 gr de mantequilla
-500 gr de queso para untar tipo Philadelphia
-400gr de nata para montar 35% mg
-100 gr de azúcar
-5 hojas de gelatina neutra (unos 8 gr)
-50ml de leche
-mermelada de fresas o frambuesa
-fresas y frambuesas para decorar
PREPARACION
Triturar las galletas con ayuda de un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa de plástico y pasar un rodillo por encima hasta convertirlas en polvo.
Derretir la mantequilla en el microondas.
Mezclar la galleta pulverizada con la mantequilla y cubrir el fondo del molde desmoldable, yo he utilizado uno de 22 cm de diámetro. Extender la harina de galleta y aplastarla contra la base del molde para que quede una capa uniforme y que no se deshaga al cortar la tarta.
Meter el molde en el congelador hasta que hayamos terminado de preparar el relleno.
Poner en remojo las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10 minutos aproximadamente.
Montar la nata bien fría con ayuda de unas varillas y en otro bol, mezclar el queso con el azúcar.
Incorporar la nata montada a la mezcla de queso con movimientos envolventes.
Escurrir las hojas de gelatina y echarlas en un cazo con leche que habremos calentado previamente un poco. Remover con una cuchara hasta su completa disolución.
Añadir la gelatina a la mezcla de nata y queso y remover con una espátula hasta que se integre todo bien.
Verter la mezcla en el molde y meterlo en la nevera unas 6 horas.
Cubrir con mermelada y volver a meter en la nevera.
Sólo faltará desmoldarla, acabar de decorar la tarta con las fresas y frambuesas, y ya estará lista para degustar
Algunos consejos:
Mejor hacerla de un día para otro para que cuaje todo bien.
Podéis utilizar cualquier tipo de galleta, la clásica María, Digestive, de canela..., incluso podéis añadir a la base, frutos secos triturados.
No sirve utilizar queso light.
Para montar bien la nata, el recipiente y la nata han de estar bien fríos.

Probadla, os va a encantar.




martes, 21 de marzo de 2017

Buñuelos de viento

Estamos en Cuaresma, y en Catalunya es época de buñuelos de viento, me consta que en otras zonas de España los buñuelos son típicos por Carnaval o por Todos los Santos, pero en mi tierra, cada miércoles y viernes de Cuaresma (los 40 días antes de Semana Santa) las panaderías y pastelerías venden estos pequeños dulces que a nosotros nos encantan, ya sean solos o rellenos de crema, nata o incluso chocolate.
Casi cada viernes (por no decir todos los viernes) caemos en la tentación y compro buñuelos para deleite de mis hijos, y de vez en cuando, me vengo arriba y los hago yo, entonces ese día se convierte en una gran fiesta porque tenemos buñuelos a tutiplén (que los días que los compro es poca cantidad porque son un poco caros).
Vamos con la receta, un dulce tradicional que a los niños les gustará hacer, les sorprenderá ver como los buñuelos se dan la vuelta ellos solos cuando se fríen, les encantará después rebozarlos en azúcar y más aún cuando sea el momento de comérselos, os aseguro que volarán (será por eso que les dicen de viento... jeje).
INGREDIENTES
-100 gr de mantequilla
-250 ml de agua
-10 gr de  azúcar
-170 gr de harina
-4 huevos
-5 gr de levadura
-una cucharadita de sal
-aceite para freir
-azúcar para rebozar


ELABORACIÓN
Thermomix
Poner en el vaso el agua, la sal y la mantequilla y programar 8 minutos, 100º, velocidad 4
Añadir de golpe la harina y mezclar 15 segundos, velocidad 4
Retirar el vaso y dejar enfriar unos minutos.
Programar velocidad 4 y sin tiempo ir añadiendo los huevos uno a uno, no echar el siguiente hasta que no esté integrado el anterior.
Retirar el vaso y dejar reposar la masa.


Tradicional
Colocar al fuego un cazo con el agua, la sal y la mantequilla, cuando empiece a hervir echar de golpe la harina y mezclar bien.
Dejar enfriar la masa.
Añadir los huevos de uno en uno mezclando bien hasta que estén bien integrados.
Para ambos procesos
Poner abundante aceite en una sartén a fuego medio.
Con una cucharita de postre coger porciones de masa, y con al ayuda de otra cucharita  tirar la masa al aceite.
Ellos solos se dan la vuelta, pero si no lo hicieran se tendrían que girar con una espátula.
Cuando estén dorados sacarlos, ponerlos sobre un papel absorbente y rebozarlos con azúcar.
Y ya están listos para comer!
Los buñuelos de cuaresma son ligeros y deliciosos, se convierten en un auténtico vicio, es que no podrás parar de comer!

jueves, 2 de marzo de 2017

Cómo hacer rosetones de papel

Los rosetones, abanicos o medallones de papel, como queráis llamarlos, son muy fáciles de hacer y lucen un montón en cualquier fiesta.

Se pueden hacer de un solo color con papel del tono escogido, comprar un papel estampado o bien, si se quiere algún motivo especial, se imprime sobre cartulina o papel, como lo he hecho yo.
Hay varias formas de hacer los rosetones de papel, os enseñaré como lo hago yo, porque no lo es mismo doblar un papel normal que una cartulina, que al ser más gruesa cuesta más doblarla pero quedará un rosetón con mucho más cuerpo.

MATERIALES
-papel DINA4 (yo he utilizado cartulina impresa con rayas rojas y azules, os lo podéis descargar aquí y aquí)
-lápiz
-tijeras
-regla
-pegamento de barra
-pistola silicona
Puesto el papel en horizontal, hacer unas pequeña marcas con lápiz cada 1 cm (arriba y abajo del papel) y con las tijeras trazar líneas verticales uniendo las marcas, ayudaros de una regla para que salgan rectas.
Doblar el papel por las líneas marcadas haciendo zig-zag, formando un acordeón. Veréis que se dobla de maravilla, es facilísimo y queda una doblez limpia sin arrugas.
Cortar el papel por la mitad, por lo que por cada DINA4 nos saldrán dos trozos.
Para hacer un rosetón de 20 cm de diámetro se necesitarán 3 trozos, es decir, necesitamos 2 DINA4 que se convertirán en 4 trozos, de los cuales utilizaremos 3 para formar el rosetón.
Si queréis un rosetón el doble de grande, no cortéis por la mitad el papel DINA4, y utilizad más hojas.


Una vez estén todas las hojas de papel marcadas y dobladas, vamos a unirlas con pegamento.
Cuando tenemos los 3 trozos de papel pegados, sólo faltará pegar los extremos formando el rosetón.
Ahora toca unir el centro del rosetón, para ello apretamos hacia adentro con los dedos (tiende a abrirse) y ponemos una gota de silicona para enganchar, y encima ponemos un círculo o estrella o lo que más os guste para que quede más decorativo, las estrellas que yo he utilizado las podéis descargar aquí

Se pueden cortar los extremos en punta cuando tenemos el papel doblado en forma de acordeón, de esta manera resulta un rosetón diferente y muy decorativo.

Combinando tamaños y colores, estos rosetones van a quedar genial en toda celebración.
¡Qué ganas de que decoren mi próxima fiesta!
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...