jueves, 29 de noviembre de 2018

Fiesta unicornio

Que los unicornios están de moda es un hecho, y que a todas las niñas les encantan pues también.
Así que la fiesta de cumpleaños de Carla de este año fue de unicornios, ¡de qué si no!
Sobre una base blanca, tonos pastel con un toque dorado, una mesa dulce llena de unicornios, nubes y arcoiris, creando un ambiente muy femenino
Como decoración del fondo de la mesa, unas flores de papel gigante que ya os enseñé cómo se hacían, podéis pinchar aquí para ver el tutorial.
Y en la mesa... unicornios a tutiplén.
Las galletas en forma de unicornio
Unicornios oreo
La tarta con unicornio, aunque tenía un poco de trampa.... al final os desvelo el secreto
Los botes donde puse las chuches, en tonos del arcoiris, también los tuneé como si fueran unicornios
Las bolsitas para que se llevaran las chuches.... también con forma de unicornio!
Con cartulina de colores (yo utilicé los mismos tonos que las flores gigantes) recortamos tres flores, con cartulina dorada recortamos un cuerno y dos orejas, con una perforadora hacemos tres mini círculos dorados, lo pegamos a la bolsa blanca y pintamos las pestañas como si el unicornio estuviera durmiendo.
Una manualidad muy fácil de hacer, y el resultado son estas bolsas útiles, monas y decorativas
Preparé un centro de frutas con los tonos del arcoiris. Hacía tiempo que quería presentar la fruta de esta forma y quedó genial.
Las gominolas eran multicolores como el arcoiris, incluso las palomitas eran de estos tonos.
Y el menaje era para morir de amor, en tonos pastel y con el unicornio en dorado
¡Me encantan los tonos de esta fiesta!  y a las niñas todavía más.
De las cosas saladas puse unos snacks de cuerno de unicornio... bueno... unos conos de Matutano.
¡Es tan divertido buscar parecidos razonables!
Como decoración, tuneé farolillos de papel a modo de unicornio.
Enganchando unas flores, un cuerno dorado y unas pestañas de cartulina en el farolillo blanco lo transformamos en un gracioso unicornio.
Y como os he adelantado, la tarta tenía trampa, la que estuvo todo el rato en la candy bar era falsa, era porespán decorado con cartulina y el unicornio, estrellas y arcoiris de fondant que sirvieron para decorar la tarta verdadera, una tarta helada que evidentemente no podía estar todo el rato expuesta.
La tarta helada es comprada en una heladería italiana y es extraordinaria, es lo que más apetece en verano porque es exquisita y refrescante, pero no pude evitar tunearla para la ocasión para que se integrara con la temática de la fiesta, así que la decoré con un unicornio, un arcoiris y estrellas de fondant.
Cuando oscureció y encendimos las nubes, la mesa se transformó, creando un ambiente mágico
Lástima que fuera pleno verano e hiciera tanto calor porque el huevo-unicornio de chocolate, que fue la mona de pascua de Carla, nos hubiera venido genial.
Os dejo la foto de la mona de chocolate para que cojáis la idea, aunque nosotros no lo pudimos poner porque con el calor se nos hubiera derretido.
Hasta aquí nuestra fiesta unicornio, en la que no podía faltar el flotador unicornio gigante que os enseñé por instagram.
Un beso





3 comentarios:

  1. Hola! qué maravilla de mesa, no la falta detalle de nada!! nos encanta la temática de unicornios por lo que nos hemos enamorado de esta fiesta, tuvo que ser un exitazo!! besis

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno, bueno!!!. Espectacular!!!. Qué tendrán los Unicornios que les gustan a todas las niñas. Yo este año para la pequeña también la fiesta fue de Unicornios, pero al paso que voy no la publicaré hasta dentro de año...por lo menos...no tengo tiempo ni para publicar!!!, jajaja...Sensacional, como siempre!!!, qué pena no haberla hecho después, te hubiera copiado unas cuantas cosillas...yo imaginación...poca...jjjj...Besines!!!

    ResponderEliminar
  3. Very informative blog post….thanks for sharing it..
    Book online bus ticket from redbus.my

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tus comentarios, me hacen muchísima ilusión.
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...