domingo, 25 de junio de 2017

Batido de chocolate

Oh qué calor!!!! Creo que este año me voy a derretir y con estos calores sólo apetecen cosas fresquitas, hambre hay poca pero sed muchísima.

Para el proyecto Una galleta, un cuento de este mes, el cuento escogido por Nunca es demasiado dulce es Pocahontas, así que mi propuesta, como no podía ser de otra manera en esta época del año, es refrescante y alivia la sed, un batido de chocolate con nata, que sólo tuneándolo un poco queda perfecto para cualquier celebración temática.

Al ser un cuento indio, he decorado el batido con galletas en forma de pluma, decoradas en glasa en tonos suaves son ideales también para una fiesta boho chic.

La receta del batido es muy sencilla pero deliciosa, vamos a ello.
INGREDIENTES
-200ml de helado de chocolate
-200ml  de leche
-nata montada
-fideos de chocolate para decorar

ELABORACIÓN
Batir el helado de chocolate con la leche, podéis añadir azúcar si preferís que sea más dulce.
Poner el batido en una copa, poner nata montada y decorarlo con fideos de chocolate.
Y si es para una fiesta temática lo podéis adornar con galletas decoradas en el último momento, la receta de la masa de galletas de mantequilla la tenéis aquí y la de la glasa aquí y aquí
Si queréis ver el resto de propuestas podéis pinchar aquí
Un beso



miércoles, 14 de junio de 2017

Coca de cerezas

Es época de cerezas, y como ya visteis los que me seguís por instagram, hace unos días fuimos a recoger cerezas a Lérida, dentro de las jornadas Benvinguts a pagès, en la que explotaciones agrícolas y ganaderas abren sus puertas.
Fue una visita muy interesante, donde nos explicaron el sistema de polinización, el cultivo de los cerezos y pudimos coger directamante del árbol nuestras propias cerezas. Qué maravilla comerlas recién cogidas del árbol!
Volvimos cargados con un montón de kilos de cerezas y aparte de comerlas, que estaban deliciosas, pensé en hacer esta coca de cerezas.
La coca de cerezas es típica de Reus, se elabora y consume durate los meses de mayo y junio, siendo tradición comerla por Corpus.
Hacía muchos años que no la comía y me apetecía muchísimo recordar su sabor.

 INGREDIENTES
-150 ml de leche
-80 gr de azúcar
-50 gr de mantequilla
-3 huevos
-25 gr de levadura de panadero
-500 gr harina de fuerza
-una cucharadita de sal
-medio kilo de cerezas maduras
-una yema de huevo para pintar la coca
-azúcar para espolvorear la coca

PREPARACION
Deshacer la levadura en la leche tibia.
Añadir la harina, el azúcar, la mantequilla en pomada, la sal y los huevos
Amasarlo con las varillas rizadas de la batidora eléctrica unos 10 minutos hasta que haya cogido consistencia.
En la bandeja del horno poner una hoja de papel sulfurizado, extender la masa en forma de coca y poner encima las cerezas bien limpias, sin el rabo y si queremos que suelte jugo les hacemos unos cortes.
Dejarla reposar un hora.
Pintarla con la yema de huevo batida y espolvorear azúcar por encima.
Hornearla a 180º durante 20 minutos y cuando se saque del horno, volver a espolvorear azúcar por encima.
A disfrutarla!

miércoles, 31 de mayo de 2017

Corona de globos y hojas

Me he unido a la preciosa tendencia de las coronas decoradas, es que no pueden ser más bonitas!!!.
Internet está lleno de aros decorados con globos, hojas y flores, tanto para bodas como para fiestas quedan ideales.

Lo más importante es encontrar unos bonitos globos pequeños, no sirven los globos de toda la vida, han de ser de 5'' (13cm) y otra cosa esencial es acertar con los colores, actualmente puedes encontrar colores preciosos alejándote de los básicos de siempre.
Yo me he reconciliado con los globos, hace años que no decoraba nada con ellos, los encontraba noños, clásicos y sencillos, pero ahora las cosas han cambiado, actualmente hay tanta variedad de color, de tamaño y formas, que puedes hacer unas composiciones impresionantes y modernas.
Tampoco me hubiera imaginado hace un tiempo utilizar globos en una fiesta de 50 cumpleaños (si sólo eran para fiestas infantiles!!!), pero sí, los he utilizado con un resultado muy elegante gracias a los colores elegidos y su combinación.


¿Queréis ver cómo hice el aro decorado con globos? Vamos a ello.
MATERIALES
-hula hoop (en Decathlon los hay de diferentes medidas y de colores lila, blanco, morado...)
-hojas de tela (sobretodo que sean bonitas!)
-cartulina dorada
-50 globos de 5''
-pistola de silicona
-hilo de pescar
-cinta dorada para colgar el aro

El hula hoop es de Decathlon, compré el de color morado por su medida y también por el color, porque combinaba muy bien con los tonos de los globos. Si no os combina lo podéis pintar con pintura de spray.


Con la cartulina dorada haremos el nombre (o cualquier otra palabra que queráis, como los años, love, amor ...), para ello primero haremos una plantilla con el ordenador utilizando el tipo de letra que más nos guste, yo he escogido una tipo lettering que ahora está tan de moda.
La recortamos y la copiamos en la parte trasera de la cartulina dorada y recortamos. Si queréis verlo con más detalle pinchad aquí.


Hincharemos los globos, unos más, otro menos... mejor que no todos estén igual de hinchados para darle así diferentes volúmenes al aro.
Ataremos dos globos y después juntaremos dos pares de globos formando un cuarteto, sólo con darles unas vueltas entre ellos quedan bien sujetos.

Una vez estén todos los globos hinchados los iremos poniendo en el hula hoop, sólo será necesario entrelazar el cuarteto de globos en el hula hoop e ir rellenando.

Pondremos globos en dos lados opuestos del hula hoop, unos serán la parte superior y los otros la inferior. Cuantos más globos pongamos, más bonito quedará.

En el centro del hula hoop, ataremos hilo de pescar y encima engancharemos el nombre con cartulina dorada.
Si no se va a transportar el aro o si no se va a mover mucho, no sería necesario poner el hilo de pescar para sujetar el nombre, sólo con engancharlo por los extremos con la pistola de silicona sería suficiente.
Pero mi aro se tenía que transportar, además quería que al final de la fiesta sirviera para hacer fotos divertidas y coger el aro y hacernos fotos con él, así que quería el nombre bien sujeto, que no se moviera, por eso lo enganché sobre el hilo de pescar y por los extremos en el hula hoop.
Al final no sólo puse un hilo de pescar, si no dos, que sujetara la parte superior e inferior del nombre, de esta forma no balanceaba nada y quedaba súper sujeto, además el hilo de pescar no se aprecia (en estas fotos me ha costado que saliera el hilo de pescar, quería que lo vierais!)

Enrollaremos las hojas en los tramos del hula hoop que no haya nada, y en los extremos, las engancharemos con la pistola de silicona

Pondremos alguna hoja entre los globos y ya sólo faltará atar un trozo de cinta en la parte superior del aro para poder colgarlo.

Y así es como lució la corona en la fiesta de 50 cumpleaños, por pura casualidad, las hojas de hiedra que decoraban el aro combinaban con la hiedra que se veía desde la ventana, todo conjuntado!!!!.

Unos globos gigantes con los números del cumpleaños son magníficos para una celebración tan especial, además tanto los números-globos gigantes como el aro con globos sirven para hacer fotos muy chulas al final de la fiesta, bonitas y divertidas. Os lo puedo garantizar!

Encima de la mesa puse como centro unos globos de los mismos tonos, eran colores muy elegantes, acertados para un 50 cumpleaños, y según los invitados parecían racimos de uvas.

Por último, hice un topper dorado con purpurina (si queréis ver como lo hice podéis pinchar aquí), que junto con las velas del número 50 de chocolate, decoraban la tarta, y así, de esta manera, Carmen sopló las velas por unos felices 50.
¡Muchas felicidades Carmen!

jueves, 25 de mayo de 2017

Bollitos oso rellenos de chocolate

Bollos de leche, pan de leche o bollos suizos, como queráis llamarlos, pero con forma de osito y rellenos de chocolate, así son estos bollitos que os traigo para hacer una merienda rica y muy simpática.
Como el mes pasado fui la ganadora del reto Una galleta, un cuento con los huevos dorados rellenos de bizcocho me ha tocado escoger el cuento para este mes.
El cuento elegido ha sido el de Ricitos de oro y los tres osos, y estos bollitos oso son mi propuesta para una fiesta de esta temática. Mamá, papá y hijo oso en versión pan de leche.
No todas las caritas de estos bollitos oso son iguales, he representado a papá y mamá oso contentos porque no les han comido ni la sopa, ni roto la silla ni dormido en su cama, en cambio, el hijo oso, está triste porque no ha tenido tanta suerte.

Pero lo mejor de estos bollitos está en su interior, están rellenos de chocolate, una delicia.
INGREDIENTES
-600gr de harina de fuerza
-15gr de levadura fresca de panadería
-90gr de azúcar
-1 cucharadita de sal
-2 huevos
-75gr de mantequilla
-250ml de leche
-1 huevo para pintar
-1 tableta de chocolate (opcional, sólo si los queréis hacer rellenos de chocolate)
-chocolate de cobertura blanco y negro para decorar los bollitos

PASO A PASO
Mezclar 100gr de harina de fuerza, 100ml de leche y toda la levadura, tapar el bol con un paño y dejar que fermente (unos 15 minutos)
Agregar todos los ingredientes restantes excepto la mantequilla y amasar con un robot o a mano.
Cuando ya está bien amasado, añadir la mantequilla ablandada en trozos y seguir amasando hasta que la masa esté fina y elástica.
Hacer una bola y meterla en un bol aceitado, taparlo con un paño y dejar reposar una hora hasta que doble su volumen.
Cuando haya doblado el volumen, en la encimera, la desgasamos apretando muy fuerte con las manos.
Dividimos la masa en porciones de 60 gramos y hacemos las bolas.
En el interior de cada bola ponemos dos onzas de chocolate, lo cerramos haciendo como un saquito y boleamos.
También haremos bolitas pequeñas que serán las orejas del oso.
En una bandeja de horno forrada con papel de hornear ponemos las bolas con el chocolate en su interior y en ambos lados de la parte superior ponemos dos bolitas pequeñas que serán las orejas.
Dejamos levar durante 1 hora, veréis como doblan el volumen.
Pintar con huevo y hornearlo a 200º con calor arriba y abajo unos 13 minutos hasta que estén bien doraditos.
Sacarlos y dejar enfriar sobre una rejilla.
Como veis, una vez levada la masa los ositos se me juntaron, pero una vez horneado los separé y no pasó nada. Tenedlo en cuenta de no ponerlos muy juntos porque la masa crece.
Yo no hice todos los bollos del mismo tamaño, hice alguno un poquito más pequeño, porque quería que representara el hijo oso.
Una vez fríos toca pintar las caras de los osos
Derretimos chocolate blanco y negro en el microondas, dejamos que se enfríe un poco (sino estará demasiado líquido y se nos escurriría) y metemos cada chocolate en una manga pastelera con boquilla.
Con chocolate blanco pintamos el hocico y las orejas y con el chocolate negro la naricita, la boca y los ojos.
A mamá oso le he puesto unas flores de fondant para que se viera más femenino, aunque con estas pestañas ya quedaba bastante claro.
Espero que os haya gustado, graciosos lo son un rato pero es que además están muy muy ricos. Probadlos!
Si queréis ver el resto de propuestas para este cuento podéis pinchar aquí.


martes, 16 de mayo de 2017

New York cheesecake

La tarta de queso americana o New York cheesecake, famosa donde las haya, es uno de los símbolos gastronómicos de la ciudad de Nueva York, y se ha convertido en uno de los postres favoritos de los americanos.
Este clásico americano tenía que estar presente en nuestra USA party, la mejor manera de celebrar el 4 de julio y acabar una comida.

A diferencia de la tarta de queso que publiqué hace unas semanas que se hacía sin horno, la New York cheesecake sí que se hornea. Queda una textura diferente a la hecha sin horno (que era más tipo mousse), pero las dos están realmente deliciosas.

INGREDIENTES
Para la base
-200gr de galletas tipo Digestive
-85gr de mantequilla
Para la crema de queso
-4 huevos
-600gr de queso Philadelphia
-500ml de nata con 35% de materia grasa
-200gr de azúcar
-1 yogur griego
Para la decoración
-mermelada de fresa
-fresas, frambuesas y arándanos

PASO A PASO
Triturar las galletas hasta que queden como polvo (ya sea con un robot de cocina o golpeándolas con un rodillo) y mezclarlo con la mantequilla derretida. Debe quedar como una arena mojada.
En la base de un molde desmoldable de 24 cm, poner la masa de galleta presionando bien, e introducirlo en el congelador mientras se prepara el relleno del cheesecake.


Para preparar la crema de queso, batir los huevos con el azúcar hasta que blanqueen.
Añadir la nata, el yogur griego y el queso, mezclando con la batidora sin que coja mucho aire.
Verter la crema de queso sobre la base de galletas .
Como se horneará al baño maría para evitar que se reseque por arriba y se quiebre y forme rajas, forrar la parte inferior del molde con  papel de aluminio (para que no entre el agua dentro del molde) y ponerlo en una bandeja honda con un dedo de agua.
Si os da miedo poner el molde dentro de una bandeja con agua por si os entra agua, podéis poner una bandeja con agua en la parte inferior del horno, y en la rejilla poner el molde, porque lo importante es que haya condensación de agua suficiente.  Y así es como lo hice yo.
Introducirlo en el horno precalentado a 180º y hornearlo durante 1 hora. Se sabrá que está cuajado si al meter un palito, éste sale limpio, de no ser así, seguir horneando un poco más. Si se tuesta mucho por encima, tapar con papel de aluminio.
Una vez pasado este tiempo, apagar el horno, abrirlo un poco y dejarlo enfriar dentro.


Una vez la tarta esté fría decorarla con la mermelada y los frutos rojos y meterla en la nevera unas dos horas más o hasta la hora de servir.
Como lo mejor es preparar la tarta de un día para otro, y además a mí me va mucho mejor, horneé el cheesecake por la noche, y una vez frío lo puse en la nevera toda la noche y al día siguiente lo decoré con la mermelada y frutos rojos.

Y que me decís del corte, delicioso....
A partir de ahora es una de mis tartas favoritas, es fácil y exquisita. Os animo a hacerla.
Y ya sabéis, si os da pereza el horno, tenéis la versión de tarta de queso sin horno, fresquita y también muy rica.
Un beso

martes, 9 de mayo de 2017

4th july party

Nos transportamos a EEUU, concretamente al 4 de julio, el día de su fiesta nacional, pasad, estáis todos invitados a nuestra USA party.

La mesa dulce estaba decorada con rosetones de papel de colores rojo, azul y blanco, con franjas y estrellas, con clara alusión a la bandera de EEUU.
¿Os habéis fijado que en cualquier película norteamerciana aparece la bandera americana? Fijaros, porque aunque sea en un pequeño rinconcito, siempre aparece. Así que en nuestra mesa tenía que estar presente, tenía que ser una fiesta como los que montan los americanos el 4 de julio, patriota al máximo.

La mesa estaba presidida por una "falsa" tarta de galletas decoradas, ya os adelanté que en esta fiesta no había puesto las galletas en una bandeja para que se las llevaran de recuerdo, sino que las pinché en un porexpan formando una tarta.

En cuanto a la tarta de verdad, en esta ocasión no la hice de fondant (como acostumbraba hacer en los últimos cumpleaños) sino que me decanté por una tarta al más puro estilo americano (bueno, una no, dos), un chessecake New York y un bundtcake con pepitas de chocolate, estilos muy diferentes para satisfacer a todos los paladares.

Había cookies americanas megagrandes, y los donettes decorados en glasa roja y azul

Todo los toppers y molinillos de papel estaban decorados con barras y estrellas, con los colores de la bandera americana.

Hice un letrero que invitaba a celebrar la fiesta del 4 de julio, con fuegos artificiales, y en su defecto, con bengalas para dar luz a la noche.
Tuneé una estrella con lucecitas que era toda blanca, poniendo un fondo azul, de este modo recordaba a las estrellas de la bandera. 

En una fiesta americana no podían faltar los s'mores (marshmallow tostado y una capa de chocolate entre dos trozos de galleta Graham), así que dispuse todo lo necesario para que cada uno hiciera los suyos, con galletas (no eran Graham porque fue imposible conseguirlas), chocolate Hershey's y marshmallows.

En cuanto a las chuches, las escogí con los tonos de la fiesta, moras azules y rojas, corazones "patriotas" y regaliz rojo con el interior blanco. También había Jelly Belly Beans de todos los sabores, fué divertido adivinar los diferentes sabores, ¡suerte que teníamos una carta de sabores que ya os enseñé aquí!

Los kisses, los famosos bombones norteamericanos en forma de lágrima y delicioso chocolate con leche de Hershey's, no podían faltar en la sección dulce de la mesa. Me fue difícil encontrarlos en tiendas físicas en Barclena, por lo que los tuve que comprar por internet, ¡suerte tenemos de internet que se puede encontrar de todo!

Para que se llevaran los dulces y las galletas tuneé unas bolsas azules y rojas, a las azules les enganché estrellitas blancas y a las rojas les añadí franjas blancas. Un DIY muy fácil que convirtió unas sencillas bolsas en unas totalmente integradas con la temática de la fiesta.

Hice un sombrero típico del 4 de julio, el que lleva el tío Sam, que además de decoración, sirvió para hacer unas divertidísimas fotos con él.

En toda fiesta del 4 de julio hay cohetes y bengalas, por lo que en nuestra fiesta también hubo, no cohetes pero sí bengalas, para poder hacer brillar la noche.


En cuanto al menaje, vasos, platos y servilletas con la bandera americana

Y de bebidas, además de coca colas que compré en botellas retro, había las bebidas Jones, que combinaban en colorido con las patatas azules, rojas y blancas.

En cuanto a comida, no hay nada más americano que los hamburguesas y hot dogs, y tenían que estar presentes sí o sí.


Pero el gran descubrimiento fueron los bagels, deliciosos panes con agujero en el medio. El clásico y el que más me gustó fue el relleno de queso crema y salmón, el típico de New York, aunque todos estaban deliciosos.

Y hasta aquí nuestra fiesta americana, que como siempre intentamos vivirla al máximo.
Espero que os haya gustado, un beso.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...