lunes, 18 de noviembre de 2019

New York. Bakerys

Hoy vamos a ver el lado más dulce de la gran manzana.
Rotundamente lo que más me ha gustado de Nueva York han sido las cookies de Levain Bakery, ¡todavía sueño con ellas!
Son unas cookies enormes, crujientes por fuera y blandas por dentro.
Las más famosas, y son las que probamos, son las de chocolate y nueces, ¡puro vicio!. Te las dan calentitas por dentro, y el chocolate se derrite.... y yo me muero de placer sólo al recordarlas.
Tienen diferentes bakerys cerca de Central Park, nosotros las tomamos en Harlem, como premio despues de conocer todo el barrio.
Otra de las cosas que no podéis dejar de probar si viajáis a Nueva York, son los famosísimos cupcakes de Magnolia Bakery, a la protagonista de Sexo en Nueva York le encantaban!
 Además de los cupcakes, como buena bakery, encontraréis, tartas, cheesecakes, cookies...
Pero lo que realmente está de muerte, son los banana pudding de Magnolia Bakery, mucho más ricos que los cupcakes! No dejéis de probarlos.
Queríamos probar el mejor cheesecake de Nueva York, y en muchas páginas web salía que el de Junior's era el mejor no sólo de la ciudad, sino también del mundo.
Como ya os comenté aquí, no creo que sea para tanto.
Otra de las cosas muy americanas que queríamos probar eran los donuts, pero no cualquiera, sino el mejor de NY. Así que nos dirijimos a Dough Donut a probarlos.
Cogimos de canela, de chocolate y de crema de cacahuete, y la verdad que tampoco nos convencieron, muy densos en comparación a lo blanditos que nos los comemos en España, eso sí, de sabores había un montón.
La decoración del local está muy chula, con donut-cojines colgados en la pared, y detalles de cerámica inspiradas en este dulce redondo, aunque en la tienda había alguno de forma cuadrada también!.
Como teníamos que probar tantas cosas, helados apenas comimos, ¡y mira que era verano!.
Sólo una vez, en Chinatown, para probar los fotogénicos taiyakis, los helados en forma de pez.
Probamos el de té matcha y sésamo, y el de mango y fresa, con mini mochis.
El pez puede estar relleno de crema o de pasta de judía, más rica la primera opción.
Una forma divertida de comer helado!

miércoles, 13 de noviembre de 2019

New York. Hamburguesas, hot dogs y más

Cuando viajamos a New York tenía una lista de los restaurantes y bakeries que quería ir, no pudimos completar la lista pero sí que pudimos visitar mucho, hicimos ranking de hamburguesas, probamos las pizzas más famosas de Brooklyn, el primer frankfurt de la ciudad en Coney Island, el lobster más rico de NY, el mejor pollo frito de Harlem, la mejor tarta de queso del mundo, los cupcakes de Magnolia Bakery... sigue leyendo que te lo cuento todo.

No puedes ir a USA y no comer un hamburguesa, nosotros fuimos a varias hamburgueserías famosas de la ciudad, Shake Shack, Five Guys, Burger Joint y Junior's. Nos faltó ir a Ellen's Stardust Diner famoso porque los camareros cantan, queda apuntado para el próximo viaje.
La primera noche, cerca de Times Square, probamos Five Guys.
Una cosas muy curiosa en casi todas las hamburgueserías es que al lado del precio ponen también las calorías!!! Pero es mejor no mirarlo mucho que sino se tienen remordimientos.
A la cheeseburguer básica, que puedes ser normal o pequeña (la "normal" es doble hamburguesa, y la "pequeña" es una hamburguesa), le añades gratis los ingredientes que quieres: lechuga, tomate, pepinillo, champiñones... Nosotros pedimos un poco de todo.
Te envuelven la hamburguesa en papel de aluminio (un poco cutre encuentro yo) y te la ponen con las patatas en un bolsa kraft.
A pesar de la presentación, la hamburguesa está muy rica, sabe a brasa, pero las patatas no nos gustaron tanto.

La segunda hamburguesa en probar fue la de Shake Shack, hay muchísimas por New York.
La presentación es muchísimo mejor que en Five Guys, las patatas muy ricas y la hamburguesa también riquísima, sabe a brasa. Hay hamburguesa doble y simple, la simple es un poco más finita que en la de Five Guys, pero suficiente para cenar.

La tercera hamburguesaría que probamos es la Burger Joint, un sitio curiosísimo ya que se encuentra dentro de un hotel de lujo. El sitio es bastante cutrillo pero tiene fama que tiene buenas hamburguesas y además la localización hace que sea muy curioso.
Detrás de unas cortinas se encuentra esta hamburguesería de aspecto tan desaliñado.
Las patatas eran correctas y la hamburguesa venía muy cargada de cebolla, lechuga... muy completa

Siguiendo nuestra ruta gastronómica fuimos a probar en Junior's el mejor cheesecake de Nueva York, o incluso se dice del mundo, aunque en realidad a nosotros no nos acabó de convencer porque lo encontramos un poco denso, no sabemos el porqué de tanta fama.
Pero antes de probar el cheesecake, como era hora de comer, pedimos un bocadillo de pastrami y una hamburguesa.
El pastrami estaba bastante seco, era muy contundente
Y la hamburguesa era enorme. Como es un restaurante te la traen en un plato con patatas y aros de cebolla
Pero cuando montas la hamburguesa queda altísima, hay una súper rodaja de cebolla, de tomate, mucha lechuga, la hamburguesa enorme... vamos que hay muchísimo de todo (demasiado diría yo)
De todas las hamburguesas que comprobamos nos quedamos con las de Shake Shack, no dejéis de probarlas en vuestro viaje a la gran manzana.
Pero no sólo hamburguesas hay en Nueva York, están también los famosos perritos calientes que puedes comer en cualquier puesto callejero, pero nosotros quisimos probarlos en el famoso Nathan's, los primeros hot dogs de Nueva York.
Aunque encuentras carritos de Nathan's en Manhattan, fuimos a Coney Island, el origen, allí donde se vendieron por primera vez.

Cogimos unos hot dogs con queso y otros sin, puedes pedir que te añadan cebolla frita y chucrut, y unas patatas con queso.
La valoración de los frankfurts, normal, pero el sitio es muy agradable, al lado de la playa, parece que no estás en NY, si no que estás en Santa Mónica.

Al lado opuesto del hot dog está el lobster roll, traducido, rollo (bocadillo) de langosta. Viene a ser la versión más chic, de lujo y saludable del perrito caliente.
Lo probamos en Luke's lobster. Hay uno en Brooklyn, justo debajo del puente de Brooklyn, pero nosotros lo probamos el que está en el mercado del hotel Plaza.
Se trata de un bocadillo con langosta desmigada y una salsita, rollo que se ha hecho muy famoso en Nueva York y se está extendido por todo el mundo.

Para comer las mejores pizzas se tiene que ir hasta Brooklyn donde se encuentran una al lado de otra, las pizzerías Grimaldi's y Juliana's. 
Nosotros fuimos a Juliana's, son unas pizzas enormes a compartir donde puedes añadir 2 ingredientes a cada pizza básica.
Lo más gracioso de esta comida es que jsuto en la mesa de al lado estaban el extenista Alex Corretja con su mujer, la modelo Martina Klein, y familia, y como todos, habían hecho la larga cola para poder saborear las famosas pizzas. Es la anécdota del viaje.

En Harlem, tras la misma de gospel, fuimos al restaurante Sylvia's, toda una institución, conocida como The Queen of Soul food, está especilizada en cocina sureña siendo lo más destacado los gofres con pollo frito, ideal para un brunch.

Pero no os asustéis, no todos los días fueron tan calóricos, los otros días comimos verduras y frutas, todo mucho más sano.
Están los delis, y locales con comida de todo tipo y lo pagas a peso, puedes comerlo allí mismo o llevártelo. Un plan fantástico para comer sano y no muy caro.
También hay un montón de puestos callejeros donde puedes comprar comida, pero nosotros no lo hicimos.

Ya os comenté el otro día que ir de restaurante es muy caro, comer sólo un plato resulta bastante caro ya que al precio de la carta tienes que añadirle los impuestos y la propina obligatoria que puedes ser del 15-18-20%.
Ir a las hamburgueserías o comprar la comida a peso son opciones más económicas, porque no hay el servicio del camarero y ya para empezar te ahorras la propina.

Y una cosa muy importante que tenéis que fijaros antes de entrar en un restaurante es que tenga la letra A, casi siempre está al lado de la puerta de entrada.
Es un certificado de inspección de sanidad, hay A, B y C. Si tiene la A es que cumple todos los requisitos de la inspección de sanidad. Por donde estuvimos casi todos los restaurantes tenían la A, sólo vimos B cuando fuimos a Chinatown.
Así que, si véis la A entrad, si véis la B no entréis, y si véis la C ni miréis!

lunes, 11 de noviembre de 2019

New York. Consejos

Como ya sabéis los que me seguís en Instagram este verano hemos estado en Nueva York.
Este viaje era uno de los que más ilusión nos hacía a todos, los niños estaban entusiasmados y yo con unas ganas tremendas, porque tenía que haber ido justo al mes siguiente de la caída de las torres gemelas, pero no fui y hasta ahora.
Ha sido increíble, nos ha encantado y lo hemos disfrutado muchísimo, os lo iré contado todo, poco a poco, para que os sirva de ayuda para vuestro viaje a la gran manzana, una experiencia en familia genial.
Hoy tocan CONSEJOS que os serán de gran utilidad.
Empecemos con el avión, hay 3 compañías que tienen vuelo directo desde Barcelona, DELTA AIRLINES y AMERICAN AIRLINES salen de Barcelona por la mañana y llegan al aeropuerto de NY J.F. Kennedy al mediodía (hora local NY), la otra compañía, Norwgeian (low cost) llega a última hora de la tarde a NY, lo que era un inconveniente para nosotros porque llegas de noche al hotel.
Nosotros volamos con DELTA AIRLINES, y después de 8 horas de viaje llegamos a la ciudad de los rascacielos, pudiendo aprovechar la tarde paseando por Times Square y quedándonos con la boca abierta con las luces de neón.
Para el regreso a Barcelona, cogimos el avión a las 20:30h y llegamos a las 10:00h hora local (del día siguiente), después de unas 7 horas de vuelo.
Os recomiendo coger el vuelo de avión lo antes posible, porque cuando más se acerque a la fecha de salida los precios serán más caros, pero mucho más!. Además puede ser que ya no hayan vuelos directos y tardes muchas horas en llegar, teniendo en cuenta que se tiene que hacer escala. 
Nosotros viajamos en finales de agosto y cogimos los vuelos a principios de mayo y ya era muy tarde.

Para viajar a USA se necesita el pasaporte y el ESTA, no es un visado pero sí una autorización, se tramita por internet y en un par de días tienes la autorización concedida, te la descargas de internet. Importantísimo tramitarlo.

El alojamiento en NY es caro, pero al ser una ciudad tan grande hay mucha variedad para escoger y si lo coges con tiempo puedes pillar alguna oferta.
Nosotros reservamos el hotel por booking y nos alojamos en el Crowne Plaza HY36 Midtown. Me gustó mucho, céntrico, nuevo y la habitación muy bien por lo pequeñas que son las habitaciones en NY. Totalmente aconsejable.
via
En cuanto a las comidas deciros que lo encontré muy caro, comprar en el supermercado es caro pero ir al restaurante todavía lo es mucho más, como ejemplo comer solo un plato de pasta cada uno y alguna bebida, más los impuestos más las propinas (que pueden ser del 15-18-20%) para 4 personas subía unos 120$, ¡pero sólo habíamos comido un plato de pasta!!!! ¡ni postres ni nada más!!!! Suerte que el agua te la ponen gratis, si no pides agua embotellada, es gratis y está buena.
Una opción más económica y además sana (bueno, si coges comida saludable) era comer en delis donde vendían la comida a peso, en un recipiente ponías lo que querías (tipo selfsevice) y te lo cobraban a peso.
También es económico ir de hamburguesería, y además están muy ricas, en otros post os hago la comparativa de las hamburguesas, ¡comimos unas cuantas!

La mejor manera de moverse por Nueva York es en metro, hay aplicaciones de móvil que te indican el mejor trayecto, pero muchas veces no nos acabron de funcionar bien, así pues, es mejor comprobar el mapa de metro y buscar la mejor ruta.
Las líneas llevan por nombre un número o una letra, cada una es de un color (aunque hay algunas que comparten color).
No resulta difícil orientarse en el metro ya que la dirección de las líneas rara vez está indicada por el nombre de la última parada, sino que está indicado como Uptown-Downtown, Brooklyn-Bronx-Queens. Así que es importante tener una distribución mental o un mapa de la ciudad para saber la dirección.
Ciudado con algunas estaciones de metro porque a veces hay una entrada separada para cada dirección, dependiendo de por donde se entre se irá hacia una u otra dirección, sin posibilidad de cambiar de andén en la misma estación.
En la misma línea pasan diferentes metros así que atentos con el vuestro, y tened atención que hay algunos metros que son express y no paran en todas las estaciones.

Lo mejor es comprar una tarjeta MetroCard en las máquinas de las estaciones de metro. Se puede utilizar de 2 maneras:
-recargarla con dinero e ir pagando cada viaje. Esta modalidad de tarjeta se puede compartir hasta con 4 personas
-o recargarla con una abono, ya sea semanal o mensual, con el que se pueden hacer viajes ilimitados durante 7 días consecutivos o 30 días consecutivos. Esta modalidad de tarjeta es unipersonal. No sirve para el Airtrain del aeropuerto JFK ni para el tren PATH de New Jersey
Nosotros cogimos una metrocard semanal  y el resto de días pagamos por cada trayecto.
Ya sólo queda calzarse unas buenas zapatillas y patear la ciudad, seguro que os enamorará.

En próximos posts os mostraré rutas, recomendaciones de tiendas y restaurantes que os serán de gran utilidad.
Hoy quiero terminar comentando que una de las cosas que más me ha fascinado de USA han sido sus vehículos, ¡son tan de película!
Los autobuses escolares amarillos que has visto tantas veces en películas
Los graciosos camionetas de helados, pintadas tan alegres 
Sus ambulancias y coches de bomberos, que tanto vimos en el 11S
Y los camiones son iguales que los de la película Cars!
Sólo decepcionada con los taxis, que no son amarillos como me pensaban, tiran a anaranjado
En el próximo post haremos ruta gastronómica, ¿queréis saber donde comer la mejor hamburguesa y la mejor pizza?  ¡pues no os lo perdáis!!!!

Un beso

martes, 5 de noviembre de 2019

Como preparar una tabla de quesos y embutidos perfecta

Las tablas de quesos y embutidos bien preparadas, haciendo dibujos geométricos y que todos los ingredientes están bien ordenados, son la última tendencia.
Desde hace un año esta moda ha invadido internet, es hipnótico ver como montan estas tablas tan visualmente apetecibles.
La idea es combinar quesos, embutidos, frutos frescos y secos, crackers y cosas para dipear, haciendo una composición compacta, bonita y muy visual. Cuanta más variedad, más bonita quedará.
Es la tercera vez que monto una tabla de estas características, la primera fue en la fiesta italiana que hice una tabla con productos italianos, la segunda fue una tabla más pequeña en la fiesta hawaiana, y la tercera es la que hoy os enseño, una tabla mucho más grande y con un toque otoñal donde predominan los tonos naranjas y burdeos.
Cuanto más grande es la tabla, más productos caben en ella y más espectacular quedará. Otra cosa importante es que no todos los productos tengan el mismo corte ni estén puestos de la misma manera, queda mucho más bonito si se juega con los volúmenes y las formas, así cortaremos el queso en rectángulos, triángulos y dejaremos el camembert redondo, y los embutidos unos los pondremos enrollados y en vertical y otros uno encima de otro.

Los ingredientes que tienen que haber en una tabla de quesos y embutidos perfecta son:
-quesos de diferentes tipos
-embutidos (ibéricos, jamón, fuet, salami...)
-frutas y verduras frescas (uva, higos, granada, manzana, zanahoria, pepino, tomate...)
-toque crunchy, crujiente: frutos secos (nueces, pistachos, orejones...) y diferentes tipos de pan (regañás, picos, crackers, pretzels, tostaditas, bastoncitos...)
-dips (humus, guacamole, olivada...)
-otros (aceitunas, pepinilllos, romero...)

Voy a explicaros cómo hice la tabla paso a paso.
Cogemos la tabla y situamos encima los boles donde pondremos los dips y aceitunas para así visualizar el espacio.
Ponemos los 3 quesos, uno cortado en rectángulos, el manchego curado en triángulos que lo pondremos levantado y el camembert redondo tal cual.
Luego haremos un caminito de lomo ibérico plegado en 4 y también levantado, haremos florecitas con el jamón y la longaniza la pondremos estirada.
Seguidamente rellenamos con las uvas, media granada, palitos de zanahoria y membrillo cortado en tiritas.
A continuación ponemos los crackers, los pretzels y las regañás en los huecos grandes que haya.
Acabamos de rellenar los huecos con orejones, tomatitos cherry de diferentes tonos (naranja, rojo y granate), higo cortado en cuartos
Finalmente rellenamos los boles con el humus, olivada y aceitunas. Depende de lo que queramos meter en los boles os aconsejo ponerlo desde el principio porque si se tiene que sacar el bol para rellenar, la composición se puede desmoronar un poco.
Rematamos con alguna hoja de romero o albahaca.
Con esta tabla de quesos y embutidos vuestros invitados se sorprenderán, os lo garantizo.
Un beso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...