lunes, 11 de diciembre de 2017

Tarjetas de Navidad con hama beads

Navidad es un buen momento para regalar la creatividad de los niños, cuando mis hijos eran pequeños la felicitaciones navideñas eran con fotos de ellos, pero ahora que ya son más mayores les gusta más regalar cosas hechos por ellos, sobretodo Carla que le apasionan las manualidades.

Si año pasado nos decantamos por unas felicitaciones de Navidad hechas con lana, este año las hemos hecho con hama beads.
Las creaciones con hama beads son infinitas y de internet sacamos un montón de ideas con motivos navideños.

Por si hay alguien que no conoce los hama beads, son unas cuentitas de colores de plástico que venden en jugueterías, Ikea e incluso en los chinos.  Las que hemos utilizado nosotros son los hama beads originales, pero los de Ikea van igual de bien aunque tienen un colorido más básico.
Las hay de diferentes medidas, las que hemos utilizado son las más pequeñas.
Para hacer figuras necesitaremos unas placas de plástico con pinchitos donde se colocan los hama beads que tienen un agujero central. Las placas tienen muchas formas, la básica es un cuadrado grande (muy recomendable) y también más pequeñas en forma de círculo, hexágono, corazón....
Por internet encuentras un montón de plantillas. Una vez puestos todos los hama beads en el plástico formando una figura (recomiendo separar los hama beads por colores porque así es más fácil realizar la figura), se tiene que planchar.
Encima de la figura se pone un papel que va dentro del bote o sino papel de horno, con la plancha caliente se plancha durante unos segundos hasta que se funden los hama beads y se hayan pegado los unos con otros.
Se deja enfriar unos segundos y se saca de la placa con cuidado.
Y ya estarán las listar nuestras figuras hechas con hama beads.

Con la ayuda de diferentes placas, Carla ha hecho las figuras navideñas que más le han gustado.
Hasta aquí genial, porque es una manualidad que hacen los niños solos, pero a partir de este punto ya entro en acción yo, planchando las figuras.

Quedan unas figuras muy graciosas que se pueden utilizar para lo que se quiera, para hacer felicitaciones navideñas, para engancharlos en tarjetas de regalo, para colgarlo del árbol con una cinta...

Una vez hechas las figuras vamos a componer nuestras felicitaciones para ello necesitaremos los siguientes
MATERIALES
-figuras hechas con hama beads
-cartulina blancas
-tijeras
-pistola de silicona


PASO A PASO
Recortamos una cartulina blanca de 15 x 16cm.
Yo he querido imprimir Bon Nadal (Feliz Navidad) en la felicitación, es opcional aunque creo que queda más acabado.
Para imprimirlo, he enganchado con celo la cartulina en un Dina4, para asegurarme que no se mueve la hoja al imprimir y la frase queda en el lugar que quiero. Primero haced la prueba sobre el folio normal.
Una vez impreso, marcar una línea vertical en la mitad de la felicitación con la ayuda de unas tijeras y una regla. de este modo la doblez quedará limpia.

Pegar con la pistola de silicona la figura hecha con hama beads


Y ya tenemos lista nuestra felicitación navideña, sólo quedará escribir en la parte interior nuestros mejores deseos para estas fiestas.

Quedan unos christmas muy bonitos y además con el valor añadido que están hechos por los peques de la casa, aunque tú le acabes de dar forma con la impresión de mensaje para que su creación luzca así de bonita.

Ya sea para mandarlas por correo a familiares o para entregar en mano a amiguitos y profesores, estas felicitaciones son una bonita forma de desear una Feliz Navidad.


lunes, 4 de diciembre de 2017

Galletas al estilo petit écolier navideñas

Galletas de Navidad facilísimas y que quedaréis como unos reyes.
Seguro que vuestros hijos quieren hacer galletas ellos solos, pero para comer en casa están bien, pero para regalar no queda un presentación muy cuidada que digamos (aunque eso sí, están hechas con todo el cariño del mundo), pues hoy os traigo una solución para que estas Navidades vuestros hijos regalen las galletas hechas íntegramente por ellos.
O simplemente, no os gusta ni el fondant ni la glasa, pero sí el chocolate, pues también va por vosotros esta idea, una manera de regalar galletas navideñas muy fácil y bonita.

Son como las galletas petit écolier, pero caseras y navideñas. Qué más se le puede pedir!
Y además como en Navidad hay tanta oferta, no es ni necesario que hagáis la figura de chocolate, en  bombonerías e incluso en tiendas de golosinas encontraréis figuras de chocolate monísimas.

INREDIENTES
-galletas de mantequilla, tenéis la receta aquí
-figuras de chocolate con motivos navideños
-un poco de chocolate

ELABORACIÓN
Primero haremos las galletas de mantequilla, y cuando estén frías, derretimos el chocolate.
Ponemos un poco de chocolate deshecho detrás de las figuras de chocolate y la pegamos en la galleta.

Más fácil y rápido no puede ser, ni más vistosa tampoco.

Así que ya sabéis, si estas Navidades vuestros hijos quieren regalar galletas, éstas las pueden hacer ellos solitos y quedarán monísimas.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Calendario de adviento con paquetitos

Ya tenemos preparado el calendario de adviento de este año, paquetitos multicolor con motivos navideños para hacer más dulce la espera de la Navidad.

El día 1 empezamos a abrir paquetito, y el calendario de adviento es lo primero que tenemos que tener listo, porque los niños ansían comenzar ya y ver qué sorpresa se esconde cada día.

Este año me he decantado por unos paquetes con diferentes motivos navideños y los números recortados a mano con cartulina dorada de purpurina. Ha quedado muy colorido y los paquetes han quedado tan bonitos que quedan súpermonos incluso para hacer un detallito y ponerlo en la mesa el día de Navidad.

En el interior de los paquetitos he puesto bombones, alguna chuche y muchos planes para hacer durante estos días.
Cada día poner planes me agobia un poco, planificar 24 días y todos los días haciendo cosas es muy estresante y además tampoco tenemos tiempo de poderlas hacer debido al cole y las extraescolares, por lo que lo combino con bombones que les chiflan y también alguna chuche.

MATERIALES
-hojas de scrapbooking de motivos navideños
-cartulina dorada de purpurina
-celo
-celo de doble cara
-pegamento
-tijeras

PASO A PASO
Lo más importante es tener un buen surtido de papel con bonitos motivos navideños, yo he utilizado papel de scrapbooking, compré un cuaderno con muchas hojas que es muy práctico para hacer manualidades.
Cortar un rectángulo de 15 x 16 cm del papel navideño
En la parte sin dibujo, en uno de los laterales de 15 cm enganchar celo de doble cara.
Pegar los dos extremos de la hoja, haciendo un cilindro.
Juntar uno de los extremos abierto y engancharlo con celo normal.
Rellenar el paquete con el regalito y cerrarlo al contrario del otro extremo como véis en las fotos.
Con la cartulina dorada de purpurina recortar todos los números e ir enganchándolos en cada paquete.


En lugar de utilizar celo se podría haber usado washi tape para cerrar los paquetes, pero en mi caso, como el papel tenía ya tantos motivos he preferido usar celo.

El calendario lo he puesto en una bandeja, y cada día descubrirán una sorpresa, viviendo con gran ilusión todo este mes.

Si queréis ver los canlendarios de los otros años, pinchad aquí, aquí y aquí, donde también podréis coger ideas de qué poner dentro de cada paquete
Empieza la cuenta atrás....






jueves, 16 de noviembre de 2017

Viaje a Portugal (norte)

Continuamos el viaje a Portugal, después de haber visitado Lisboa y Sintra, cogemos el coche y empezamos nuestra ruta hacia el norte.
Camino a Coimbra hacemos parada en Fátima, lugar de peregrinación y justo este año es el 100 aniversario.
Nos desviamos para dar una vuelta por Nazaré, pueblo pesquero reconvertido al turismo que me sorprendió por la cantidad de casetas de playa puestas en hilera y también por las señoras mayores vestidas con el traje típico de la localidad, el traje de las siete faldas, una falda a la que superponen otros 7 refajos (fijaros en la falda de las señoras, se ve que llevan diferentes capas).
Así vestidas se pasean, y muchas de ellas están sentadas con carteles anunciando el alquiler de habitaciones, realmente una estampa muy sorprendente.

Ya el día siguiente, en la ciudad universitaria de Coimbra, visitamos la zona universitaria donde destaca la biblioteca más antigua del mundo

Continuamos el viaje y cerca de Aveiro, a unos 5 km hacia la costa se encuentra Praia da costa Nova con las casa de colores más famosas de Portugal

Una maravilla de pueblecito con las pintorescas casas pintadas a rayas de colores.

No todo el pueblo tiene las casas pintadas a rayas, pero sí que hay muchas donde hacerse unas maravillosas fotos.
Me hubiera quedado a veranear en este pueblo, bonito donde los haya.

Por el paseo hay quioscos que venden Bolacha americana y las famosas tripas, muy parecidas a las crepes, rellenos de algún sabor dulce.

Muy cerca está Aveiro, conocida como la Venecia de Portugal, una bonita población con edificios de estilo art nouveau.

Por sus canales navegan los barcos moliceiros, alargadas y coloridas embarcaciones para dar un paseo por Aveiro y conocerlo desde el agua.
Atracción que no os podéis perder si vais con niños, ¡les encantó!.

El dulce típico de la ciudad son los ovos moles, confeccionado con huevos y azúcar, y se venden en barricas de madera o envueltos en una corteza de oblea con diversos formatos.

Continuamos la ruta y llegamos a Oporto por donde pasa el río Miño
Encantadora la parte del río donde en una orilla está Oporto,

y cruzando el puente de Luis, ya en la otra orilla, se encuentra Vila Nova donde están todas las bodegas de vino de oporto

Muchas bodegas se pueden visitar, nosotros visitamos la Ferreira y fue muy interesante conocer toda la historia y elaboración del vino de oporto

En Oporto se encuentran muchas iglesias decoradas con azulejos azules

Incluso la estación de tren está decorada de este estilo.

Visita obligada en Oporto es la librería Lello, sobretodo para los amantes de la saga de Harry Potter, ya que la autora se inspiró en ella para su libro.

Cuando fui hace 15 años ya era conocida por ser una de las librerías más bonitas del mundo, apenas había turistas que la visitaban, en cambio ahora, tras ser conocida como la librería de Harry Potter, está llena de turistas, tienes que hacer una hora de cola y pagar 5 euros de entrada, importe que te descuentan si compras un libro (hace 15 años no te hacían pagar entrada, era una librería normal, en cambio ahora se ha convertido en un sitio turístico)
La escalera de la librería es impresionante, y es verla y transportarte a las películas de Harry Potter.

En Oporto podíamos dar por finalizado el viaje y haber puesto rumbo a casa, pero nosotros continuamos las vacaciones por tierras gallegas, así que tocando a la frontera con Galicia visitamos varios pueblos, como Vilanova de Cerveira, conocida por su mercadillo de los sábados, pero lo que más me encantó fue la calle decorada con paraguas

Y la curiosa casa toda decorada de crochet.

Bonito también es el pueblo medieval Ponte de lima

Y hermosas son las vistas desde Santa Luzia de Viana do Castelo

Estos tres pueblecitos del norte de Portugal se pueden visitar perfectamente estando en Galicia, ya que están muy muy cerquita.
Y hasta aquí la guía para visitar Portugal. Si ya estáis pensando en las próximas vacaciones, éste puede ser un muy buen destino.
Os encantará.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Viaje a Portugal (Sintra)

Si estáis varios días en Lisboa un día se tiene que destinar a conocer Sintra, a unos 30 km se encuentra este municipio lleno de fantásticas visitas a realizar.
Como ya os comenté, un hándicap de viajar en agosto es que hay mucha gente, y cuando digo mucha es mucha, mucha. Había colas en todos lo sitios, una odisea para aparcar el coche, teniéndolo que aparcar lejísimos de los diferentes sitios a visitar, pero Sintra lo merece.
Visitamos el Palacio da Pena y la Quinta da Regaleira, los dos una maravilla, con estilos totalmente diferentes.

El Palacio da Pena destaca por sus torres de colores sobre una colina del Parque Natural


La mezcla de diferentes estilos arquitectónicos, motivos mudéjares y manuelinos se integran con torres góticas y mobiliario barroco en su interior, dan lugar a un extravagante y peculiar castillo, un verdadera joya arquitectónica.
Vigilad con la niebla, a nosotros nos hizo un día estupendo, pero recuerdo que hace 15 años cuando lo visité por primera vez, casi no lo ví por culpa de la niebla, aún así, sin apenas verlo, ya me pareció una maravilla, y ahora lo he podido corroborar, disfrutando en su plenitud de toda su belleza.

En Sintra también visitamos la enigmática y masónica Quinta da Regaleira, uno de los monumentos más apasionantes de Portugal que no os podéis perder.
La primera impresión al mirar el palacio nos recuerda a una casa de película de terror, pero su historia, secretos y misterios que esconde la Quinta de Regaleria la convierten en un lugar apasionante.

El palacio está rodeado de un fantástico jardín, con túneles secretos, cascadas escondidas y preciosas fuentes como la famosa Fuente de la Abundancia.

La atracción más apasionante de sus jardines es el pozo iniciático, también conocido como torre invertida.
Se trata de un pozo de piedra en forma de espiral, con nueve pisos conectados entre sí por varios tramos de escaleras.
Los nuevos pisos simbolizan el infierno de la Divina Comedia de Dante. Los masones debían ascender por él siguiendo un rito de iniciación que representaba el renacer hasta llegar a la entrada superior.

De quince en quince escalones y en forma de espiral se descienden los nueve niveles que, recreando el ritual, harían bajar al abismo o subir al cielo, según el recorrido iniciático escogido.

No muy lejos se encuentra el Pozo imperfecto, más pequeño y menos profundo que el iniciático.
Mientras el iniciático simboliza la búsqueda de la perfección, el imperfecto significa que no la hemos encontrado.

Ambos pozos están conectados por grutas, laberintos subterráneos, que llegan a una cascada lago.
Una visita muy divertida que a los niños les encantó, subir y bajar los pozos, perderse por los laberintos y cruzar el lago por el camino de piedras. Toda una aventura. 

Antes de iros, no dejéis de pasear por el pequeño pueblo de Sintra y ver el Palacio Nacional aunque sea sólo por fuera (nosotros no entramos)

Y aprovechando que está muy cerca de Sintra, os recomiendo ir a Cabo da Roca, el punto más occidental de Portugal, de la península ibérica, o sea, de Europa continental

Allí donde la tierra se acaba y el mar comienza...
Me sentí en el límite, en el fin del mundo, claro está, del antiguo.
Unas vistas impresionantes de acantilados y la inmensidad del océano que no os podéis perder. Y os recomiendo que vayáis tapados, porque la zona es muy ventosa.

Todavía queda más Portugal por descubrir, en el próximo post viajaremos hacia el norte de Portugal.
Os espero.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...