martes, 22 de septiembre de 2015

Londres con niños (1º parte)

El post de hoy es diferente, va sobre nuestro viaje de 8 días a Londres y pretende ser una guía para quien esté interesado en viajar a esta ciudad, especialmente si va acompañado de niños.

INFORMACIÓN GENERAL
Hay muchas compañías que vuelan a Londres, nosotros viajamos con Vueling de Barcelona hasta Gatwick.


Para el traslado del aeropuerto al hotel contratamos un transporte privado con Penguins (sobretodo por comodidad de los niños). Pero como el trayecto se nos hizo muy pesado (más de una hora), a la vuelta cogimos un tren, hay unos rápidos que salen desde Victoria Station que tardan 30 minutos hasta Gatwick, y también hay otros trenes más económicos que salen de otras estaciones y tardan casi una hora (si vas con tiempo, vale la pena la última opción).

Estuvimos alojados en el hotel Premier Inn Aldgate, bien situado, cerca de la Torre de Londres y el Tower Bridge, cerquísima estaba la parada de metro de Aldgate East. Es un hotel nuevo, confortable, en la habitación familiar caben 4 personas (para nosotros es muy importante y difícil de encontrar) con alojamiento y desayuno gratis para los niños.


Para moverse por Londres lo mejor es coger el metro y el autobús, puedes comprar la Oyster card (una tarjeta  que cuesta 5 libras y vas cargando según la necesidad, el último día en una máquina de venta de billetes de metro te devuelven las 5 libras y si hay dinero sobrante en la tarjeta se reintegra) o la Travelcard (se compra en las estaciones de tren y te dan descuentos 2x1 para visitar las principales atracciones. Tienes que llevar una foto para que te hagan el carnet)
Los niños de entre 4 y 10 niños viajan gratuitamente con un adulto (si tienen menos de 4 años no hay límite). Para los niños de 11 a 15 años hay precios especiales con la Travelcard (se necesita llevar una foto del niño para hacerla)
Nosotros compramos la Travelcard para 7 días. Los descuentos 2x1 apenas los utilizamos porque al ser una familia de 2 adultos y 2 niños era más barato comprar una entrada familiar que utilizar los descuentos 2x1, además en algún  caso compramos entradas combinadas para varias atracciones porque resultaba más económico.
Como el primer día no tuvimos la Travelcard, compramos una Oyster para dos viajes porque sale mucho más barato que comprar dos billetes de metro.


Nosotros no compramos el London pass (una tarjeta que permite visitar las atracciones de la ciudad) porque no nos salía a cuenta. Pero todo es cuestión de hacer números, comparar lo que te cuesta el London pass(teniendo en cuenta que en un día como mucho podrás visitar 3 atracciones) con el precio de las entradas (en nuestro caso familiares y con la posibilidad de utilizar el descuento 2x1)

Para ahorrarte algún dinerito más, os recomiendo comprar las entradas de las atracciones de forma online, comprobadlo, vale la pena y además te ahorras las colas. No os preocupéis de imprimir el resguardo, enseñándolo en el móvil o teniendo el número de resguardo y la tarjeta de crédito con la que se pagó es suficiente.
Y sabed que la visita a los museos es gratuita.


QUÉ VISITAR

Imprescindible ir al Big Ben, el Tower Bridge y la Torre de Londres donde están las joyas de la corona.

Muy recomendable visitar la Abadía de Westminster, es preciosa. Aunque puedes entrar gratuitamente a la Abadía en la zona donde hacen misa, no ves lo más interesante, por lo que vale la pena pagar la entrada, además los niños están entretenidos con las explicaciones de la audioguía gratuita que te dan.

Otro clásico es ver la ceremonia del cambio de guardia en el Buckingham Palace a las 11:30h. Si queréis coger buen sitio tenéis que estar allí a las 10.30h., es impresionante la cantidad de gente que se acumula para verlo. Nosotros tuvimos la suerte de estar en primera fila, pero os pongo también una foto de cuando la guardia se acercaba al palacio para que podáis apeciar la cantidad de gente que había detrás nuestro.
Dependiendo del mes, el cambio de guardia se hace cada día o en días alternos, así que antes de ir os tendréis que informar bien.

Es un poco largo y se puede hacer aburrido, pero se tiene que ver. Además nosotros tuvimos la suerte de ver pasar en coche a la reina Isabel II, su marido el duque de Edimburgo, el príncipe Carlos y a Camilla Parker-Bowles, así que fue una visita completa.

Si vas con niños les encantará subirse al London eye, os dará un visión de Londres desde las alturas. Desde lo alto es maravillosa la vista del Parlamento, el Big Ben y el palacio de Buckingham.
Incluido con la entrada, al lado de las taquillas, proyectan una película en 4D sobre Londres, muy interesante, vale la pena entrar.


El museo de cera Madame Tussauds, también les gustó mucho a los niños, sobretodo la película final de 4D con los superhéroes de Marvel, una gran experiencia.
Nosotros compramos una entrada combinada London eye y Madame Tussauds, como son atracciones muy caras, vale la pena comprar estos packs y además, como los compras por internet, no tienes que hacer cola para comprarlas.

Los museos en Londres son gratuitos, nosotros visitamos el Museo de Historia Natural, un edificio precioso con una gran exposición de dinosaurios, el Museo de la ciencia, museo interactivo donde los niños se lo pasan genial tocándolo todo y el British Museum donde se puede ver la piedra de Rosetta y una gran colección de momias.

Muy recomendable callejear por el centro, Picadilly Circus, Leicester Square, Covent Garden, donde hay muchos artistas callejeros que hacen las delicias de los más pequeños.


Y recorrer Chinatown, que aunque no nos atrajo nada comer allí al ver los patos laqueados colgados en los escaparates, sí que nos llamaron la atención (y tuvimos que probar) unos pececitos rellenos de crema elaborados mecánicamente allí mismo
  

También es bonito pasear o incluso hacer un picnic en St James's Park o Hyde Park. Nosotros aprovechamos el domingo por la mañana para ir a Hyde Park (esquina Marble Arch) para ver el Speaker's Corner en acción, ya que es el día en el que los oradores hablan de diferentes temas, (especialmente hablaban de religión).

En cuanto a los mercados londinenses, el sábado es el día de mercado en Portobello (Notting Hill) y el domingo es el día de mercado en Candem Town. Nosotros aprovechamos esos días para visitarlos, así que los pudimos ver muy animados.

El mercado de Portobello (famoso gracias a la película Notting Hill) es conocido por las antigüedades, pero el día de mercado también encontrarás puestos de fruta y verdura, comida, accesorios...
Una tienda curiosa de ver en Notting Hill, es la Allsaints Spitalfields que está decorada con antiguas máquinas de coser tipo Singer.

Candem Town es más alternativo, extravagante, y llama la atención las fachadas de las tiendas decoradas con enormes zapatillas y figuras.

Destacar el mercado de comida Borough market, en la estación de metro London Bridge, donde se encuentran productos de gran calidad y de diferentes partes del mundo, y justo al lado hay una zona de comida callejera que vale la pena probar.


Si tenéis niños apasionados del fútbol, es visita obligada el campo de fútbol del Chelsea, les va a encantar.


Y por último, os aconsejo coger el barco hasta Greenwich, a los niños les encantó, un crucero por el Támesis de ida y vuelta muy agradable, donde ves todos los edificios más importantes de la ciudad y obtienes un visión de Londres diferente. Hay varios barcos que navegan por el río, nosotros cogimos el City Cruises que con una audioguía en español te va explicando los lugares de interés y su historia.

Hay muchas más cosas que se pueden hacer en Londres, como ver un musical, ir al zoo, visitar más palacios y museos, pero esto ya lo dejamos para otro viaje.

COMIDA
Ya sea en un pub o en cualquier otro restaurante, tenéis que probar la comida típica inglesa, como el tradicional fish and chips y el pastel de carne.

De los diferentes sitios donde comimos, la cadena de comida típica londinense Garfunkel´s está muy bien, variedad con precios razonables. Encontraréis uno de sus restaurantes también en el aeropuerto de Gatwick.

Si queréis comer en una hamburguesería de calidad, os recomiendo Gourmet Burger Kitchen (hay varios restaurantes en la ciudad), hamburguesas de calidad y completas.

Otro restaurante que nos encantó fue el Angus Steakhouse, con carne de gran calidad. Además nosotros estuvimos en el que está cerca de Piccadilly Circus, céntrico, riquísimo aunque no barato.

En la mayoría de los restaurantes tienen menú infantil, así que por los niños no os preocupéis.

Y si os gusta la street food, podéis probarla en cualquiera de sus mercados, nosotros aprovechamos la visita a Borough Market y el día de mercado en Candem Town, para comer en sus puestos callejeros. Una alternativa más para probar cosas diferentes.

Y esto es todo por hoy, para no aburrir y que no se haga demasiado largo, la próxima semana os hablaré de las compras y nuestra ruta de cupcakes
Un beso


2 comentarios:

  1. Hola Mar, me encanta este post porque adoro Inglaterra, nosotros hemos estado 3 veces, mis niñas mayores han pasado tres veranos en un college y es totalmente recomendable. Como recomendación visitar Windsor y el parque Legoland una auténtica pasada, hace dos años nos dedicamos a visitar la Campiña Inglesa, Bath, Oxford, Swidon ect.... y fue flechazo total. Un besote MAr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar por tus recomendaciones. He recordado tus posts sobre la campiña inglesa y los he vuelto a leer, qué ganas de visitarla!
      Como era la segunda vez que íbamos (la primera con niños), queríamos salir de Londres y visitar Oxford o Cambridge, pero no tuvimos tiempo, hay tantas cosa que ver en Londres! Nos lo reservamos para un próximo viaje

      Eliminar

Gracias por dejarme tus comentarios, me hacen muchísima ilusión.
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...